Balvanera

 

 

migliorisi.com.ar

El barrio de Balvanera está comprendido por las calles Av. CórdobaAv. CallaoAv. Entre RíosAv. Independencia, Sánchez de Loria, Sánchez de Bustamante, Av. Díaz Vélez y Gallo. Limita con los barrios de Recoleta al norte, San Nicolás y Monserrat al este, San Cristóbal al sur, y Almagro al oeste.

 

 

 

Balvanera está situado al oeste del habitualmente reconocido centro de Buenos Aires, formado por San Nicolás y Montserrat, y al sur, cruzando la avenida Córdoba, de las elegantes zonas residenciales conocidas como el inexistente Barrio Norte, que es en realidad el barrio de Recoleta.

La mayoría de los vecinos de Balvanera vive en departamentos de edificios construidos en pequeños solares. La densidad de población es muy alta, y la proporción de espacios verdes considerada insuficiente. El reducido espacio verde de la Plaza Miserere está habitualmente colmado por personas haciendo cola para tomar el colectivo y ocupado en gran medida por vendedores ambulantes. El mausoleo del presidente Rivadavia, ubicado en la plaza, suele estar cubierto de grafitis; una valla protectora construida alrededor ha mejorado notablemente su aspecto y estado de conservación.

Otro espacio verde es la Plaza 1ro de Mayo, en las calles Pasco y Alsina. Este predio lo ocupaba antiguamente un cementerio protestante, llamado “de disidentes”.

Las calles principales de Balvanera son Avenida Rivadavia, que atraviesa toda la ciudad de Buenos Aires de este a oeste (todas las calles norte-sur cambian de nombre al atravesar Rivadavia) y Corrientes, la principal vía comercial y de entretenimiento de la ciudad.

En la zona norte de Balvanera está ubicada la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, mientras que en la zona sur, sobre la calle Independencia se encuentra el edificio principal de la de Facultad de Psicología, de la misma Universidad. Muchas universidades privadas tienen también sus instalaciones en Balvanera. El Hospital General de Agudos José María Ramos Mejía está situado en este barrio.

Entre los centros arquitectónicos destacados de Balvanera están el edificio del Congreso, un imponente palacio de estilo neoclásico con una alta cúpula, inaugurado en 1906, y la antigua confitería El Molino, sobre Callao, que ha sido restaurada varias veces desde su fundación.

La esquina noroeste de Corrientes y Pueyrredón, donde se levantaban antiguamente los talleres del Ferrocarril Oeste, es dominada desde1908 por un majestuoso edificio de estilo academicista, de planta baja y nueve pisos, construido por Jacques Dunant (autor de la Catedral de San Isidro) y Gastón Mallet (quien construyó la sede del Centro Naval de Florida y Córdoba). Ocupa casi un cuarto de manzana y consta de varios cuerpos que en los pisos altos posee departamentos de 10 y 12 ambientes. La planta baja está ocupada por diversos locales comerciales. Su basamento está compuesto de dos niveles y su tratamiento le otorga una imagen sólida. El énfasis está colocado en la esquina, donde remata con una cúpula acompañada por un tratamiento decorativo de carácter. Erróneamente se ha dicho que este edificio inspiró a Baldomero Fernández Moreno para escribir su famoso poema Setenta balcones y ninguna flor. En verdad, tal como fue comentado por el escritor y periodista Roy Bartolomew, se basó en uno situado en el Paseo de Julio (hoy Leandro N. Alem), a la altura del desaparecido parque de entretenimientos llamado Jardín Japonés.1 2 3

El café Los Angelitos, en la esquina de Rivadavia y Rincón, fue punto de encuentro de músicos y poetas y ha merecido el homenaje de untango. Exhibía un relieve de ángeles en su fachada, y era uno de los puntos de obligada visita del barrio, que se desmoronó en los años 1990 pero se encuentra reconstruido. A fines de los años 1960 el café La Perla, frente a la Plaza Miserere, fue uno de los lugares de nacimiento del rock argentino. Dice la leyenda que uno de los éxitos de la época, La Balsa, fue compuesto por Tanguito, en colaboración con Litto Nebbiaen el baño de La Perla de Once.

Actualmente, están registradas más de 25 mil tiendas en Balvanera, en parte porque las regulaciones locales favorecen al comercio. Muchos edificios de departamentos alojan a una o más tiendas en su planta baja. La película El abrazo partido, de 2003, desarrolla su trama en una de las muchas galerías de Balvanera en las que tiendas pequeñas comparten una sala común. La manzana de Pueyrredón, próxima a la Plaza Miserere, posee un área comercial de gran actividad, conocida como La Recova.

Carlos Gardel, el más popular cantor de tangos, vivió a pocas cuadras del Mercado de Abasto, cuyo edificio estilo art decó, de cinco pisos y tres subsuelos, fue inaugurado en 1934. Gardel comenzó a cantar en fondas de ese barrio. La casa en la que habitó con su madre, una inmigrante francesa, se conserva como monumento histórico, en la calle Jean Jaurés 735.

El mercado cerró en 1984, pero en 1998 fue reciclado y convertido en un paseo de compras. Esta transformación modificó el entorno, en el que cerraron muchos inquilinatos y fueron desalojadas casas ocupadas ilegalmente, principalmente por inmigrantes de bajos recursos. El nuevo “shopping” tiene una superficie de 21.135,3 m²,4 se halla el imponente centro comercial Abasto, uno de los más grandes en tamaño de Buenos Aires.5 En él se encuentran, además de los negocios, salas de cine, patios de comida, un gran salón de entretenimientos, y elMuseo de los Niños Abasto.

 

Iglesia del Salvador

 

En la esquina sureste de Avenida Corrientes y la calle Anchorena se levanta el Abasto Plaza, primer hotel de cinco estrellas temático de tango en América. Construido durante los últimos años del pasado siglo, consta de 126 habitaciones y su decorado está íntimamente relacionado con dicho estilo y danza musical. En sus suites El día que me quieras y Mi Buenos Aires Querido los huéspedes pueden disfrutar de clases de tango así como de exhibiciones “tangueras” en su restaurante. Cuenta además con un tango boutique donde se pueden encontrar diseños temáticos en indumentaria profesional, libros, artesanías y talabartería en general.

En intersección de la Avenida Callao y la calle Tucumán, se encuentra la Iglesia del Salvador. Fue iniciada en 1872 por el sacerdote jesuita José Sató. Este trabajo lo realizó el arquitecto Pedro Luzetti. Se destacan dos torres, del año 1887 y el reloj, de una de ellas, de 1896.

migliorisi.com.ar